Reseña del Seminario “Socioconstructivismo y Principios de Diseño Tecnopedagógico”

Después de una larga ausencia quiero aprovechar ésta primera nota para reseñar el Seminario “Socioconstructivismo y Principios de Diseño Tecnopedagógico”  impartido como parte de las actividades del Dr. Alfonso Bustos, integrante del grupo de investigación “GRINTIE” de la Universidad de Barcelona en el Auditorio “Silvia Macotela” de la Facultad de Psicología de la UNAM el día miércoles 3 de Agosto del 2011.

El seminario inició bajo el planteamiento de que cuando se intenta introducir procesos de mejora e inovación en las prácticas educativas escolares, en ocasiones se tiende al “tecnocentrismo”, es decir, a la idea de que la tecnología en si misma redunda en beneficios en los procesos de enseñanza y aprendizaje. Se citaron algunos ejemplos de proyectos nacionales relacionados a la introducción de Tecnologías de la Información y Comunicación en el Aula con visiones tecnocéntricas, tales como “Enciclomedia” y su reciente reestructuración en el proyecto “Habilidades Digitales para Todos”. A éste respecto se apuntó que existen diversas consideraciones que son fundamentales al introducir TICS en el aula, y el seminario expresó éstas consideraciones sobre cuatro ejes:

  • La potencialidad de las TIC.
  • El Contexto Socio-Institucional.
  • La tensión entre el diseño tecnológico y el diseño pedagógico.
  • La tención entre los “usos” en su doble dimensión (previstos y reales).

En cuanto a las potencialidades de las TIC en los procesos de inovación y mejora de las prácticas escolares se mecionó que sus características multimedia, hypermedia y la posibilidad de interacción son parte de los beneficios técnicos que éstas ofrecen.

Asimismo se comentó que las TICS han provocado cambios cualitativamente importantes en la vida del ser humano, ya que concebidas como instrumento psicológicos (desde una concepción vygotskyana o socio-construtivista del aprendizaje)  median su relación con el mundo y con otras personas, así como la forma en la que se influyen entre si, además de modificar la naturaleza de la relaciones de interacción entre los elementos del tríangulo didáctico (profesor, estudiantes y contenidos).

El punto medular del uso estratégico de TICS en la educación, no descansa únicamente en el uso instrumental (dominio de la herramienta), si no de cómo se insertan dichas tecnologías en lo que hacen los alumnos dentro del marco de sus prácticas educativas. De ésta manera surge el término diseño “tecnopedagógico”, como la interrelación entre el diseño tecnológico y el diseño pedagógico.

Para finalizar éste punto se hizo referencia a las “buenas prácticas” o las prácticas deseables de uso de tecnología en el Aula que promueven usos transformadores o inovadores, apuntando a que los diseños tecnopedagógicos  además del dispositivo tecnológico tambien deben proporcionar ayudas que promuevan el aprendizaje de los alumnos dentro del contexto de lo que están realizando. De igual forma los entornos de aprendizaje mediados por TICS deben ser semióticamente potentes, permitir la conversación, la colaboración, la comprensión e insertarse dentro de contextos auténticos y reales de aprendizaje.

Respecto a los aspectos Socio-Institucionales que deben tomarse en cuenta dentro de los procesos de inovación y mejora de las prácticas escolares usando TICS se encuentran los mecanismos de influencia educativa que afectan a todos sus participantes (a nivel estudiante, a nivel profesor y también a nivel institución) por lo que es necesario contemplar los aspectos sociales, culturales y políticos del centro educativo que pueden facilitar o entorpecer dichos procesos.

Para el eje que aborda las tensiones entre el diseño tecnológico y el diseño pedagógico se expuso que ambos rubros tienen diferencias particulares. El diseño tecnológico está relacionado con la selección e instrumentación de los medios para apoyar el proceso de enseñanza y aprendizaje, mientras que el diseño pedagógico se relaciona con la estrategia psicoeducativa empleada para poner en marcha los procesos educativos. No obstante, en el diseño tecnológico se sintetizan las características de la tecnología empleada  integradas en las actividades de enseñanza y aprendizaje.

El último rubro que se abordó en el seminario fue el de la tensión entre los usos en su doble dimensión: los usos previstos y los usos reales. Respecto al primer punto, contempla el uso que plantean los educadores relativo al recurso tecnológico en convergencia con la estrategia psicoeducativa y al uso real (en vivo) que le dan los estudiantes en el trayecto del proceso enseñanza aprendizaje. Un buen diseño tecnopedagógico es sensible a ambas dimensiones.

Psicólogo educativo, consultor, tecnófilo, entusiasta de marketing digital y del emprendimiento en internet.